Maloclusión o mala mordida, Cómo solucionarlo

Maloclusión o mala mordida, ¿Cómo solucionarlo?

Si tienes molestias a la hora de masticar, problemas bucodentales como fracturas dentales, dolor en la articulación de la boca, en la musculatura oral, o incluso hipersensibilidad, es posible que tengas un problema de mala mordida que se conoce como maloclusión dental.

Este problema bucal se debe a la alteración en la mordida o en la manera en que contactan los dientes del maxilar superior e inferior.

Las causas por las que puedes tener este problema de mala mordida son varias pero principalmente estos inconvenientes a la hora de masticar vienen por problemas hereditarios, pérdida temprana de dientes, por respirar por la boca, chuparse el dedo o haber utilizado biberón o chupete durante mucho tiempo, entre otras muchas causas.

Tipos de problemas de mala mordida

Tipos de problemas de mala mordida

En esta ocasión queremos mencionar los problemas más característicos de la maloclusión, pero siempre debe ser un profesional dental quién debe hacer el diagnóstico del tipo de mala mordida.

  1. Mordida cruzada: Este inconveniente se da cuando la mandíbula inferior y superior no están bien posicionadas, entonces al morder algunos de los dientes superiores quedan en el interior de los dientes inferiores.
  • Apiñamiento: Es un problema de lo más frecuente que ya se puede detectar a muy temprana edad y es cuando en el maxilar no hay hueco suficiente para que los dientes se desarrollen de forma normal.
  • Maloclusión tipo II y tipo III: En el caso de la mala mordida tipo II los dientes de la parte superior muerden adelantados respecto a los inferiores. Cuando se da la de tipo III, es a la inversa, es decir los dientes de la arcada superior muerden retrasados respecto a los de la arcada inferior.
  • Diastema: Es un inconveniente que se produce cuando hay mucho espacio en la mandíbula y en el maxilar y los dientes crecen muy separados.
  • Sobremordida: En este caso los dientes superiores están mucho más adelantados que los inferiores y los llegan incluso a cubrir total o parcialmente.

Se puede corregir la maloclusión dental

¿Se puede corregir la maloclusión dental?

Lo mejor siempre es acudir a un centro especializado en salud bucal para que sea el profesional quién evalué el tratamiento. La ortodoncia y la ortopedia  son las mejores formas de dar solución a los problemas de mala mordida.

Sobre los 7 años puede ser ya necesario utilizar algún tipo de aparato dental para ayudar al crecimiento del hueso. De esta forma los espacios donde tienen que crecer los dientes se hacen más grandes y se pueden solucionar antes de la adolescencia problemas bucales surgidos por una pérdida temprana de dientes o por algunos hábitos como la succión del dedo y uso continuado del chupete.

La ortodoncia y los conocidos brakets, o los innovadores alineadores siguen siendo unos de los tratamientos principales para dar solución a estos casos, aunque cuando los defectos óseos son más importantes se necesitará recurrir a la cirugía ortognática o maxilofacial.

Ortodoncia invisible para problema de mala mordida

Ortodoncia invisible para problema de mala mordida

Hoy en día gracias a la ortodoncia invisible INVISALIGN es posible dar solución a los problemas de mala mordida sin prácticamente que se note. Este novedoso sistema de ortodoncia invisible, es capaz de reajustar tus dientes sin interferir en tu día a día pues se puede retirar para la correcta limpieza bucal y para ingerir alimentos.

Gracias a una serie de alineadores hechos a medida transparentes y removibles, tus dientes se irán moviendo poco a poco hasta alcanzar la posición adecuada para terminar con el problema de mala mordida.

Ahora sólo queda que te animes a corregir esos inconvenientes de tus dientes y terminar por fin con los dolores de cabeza, cervicales, espalda, desgaste de esmalte de los dientes, caries, gingivitis incluso problemas para dormir provocados por la mala mordida.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *