¿Existe una edad límite para los tratamientos de ortodoncia?

El comúnmente conocido como “aparato de la boca” ha sido, durante muchos años, un símbolo asociado a la adolescencia. Hasta hace bien poco, se consideraba que los tratamientos de ortodoncia eran exclusivos para jóvenes que necesitaban colocar bien sus dientes antes de la edad adulta. Se tenía la creencia de que una vez alcanzada la mayoría de edad, las piezas dentales de los maxilares prácticamente no se podían mover.

Hoy en día, cuando entras a una clínica que realiza tratamientos de ortodoncia como la nuestra, puedes ver personas de diferentes edades, incluso ya jubilados, que quieren tener sus piezas dentales en la posición correcta, por estética y, sobre todo, por salud.

Diferencias dentales entre adultos y jóvenes

Cuando acudes a una clínica dental con la necesidad de un tratamiento de ortodoncia, el ortodoncista tiene en consideración, además de otros detalles, tus años, ya que esto involucra las características propias de los tejidos.

Según la edad que tengas al realizarte el tratamiento, las respuestas fisiológicas a los estímulos son diferentes. La programación de los diferentes puntos del tratamiento, la intensidad de la fuerza y el tiempo, tienen en consideración la edad del paciente.

Por ejemplo, cuando el paciente es un niño o adolescente, se tiene en cuenta que habrá cambios dinámicos estructurales debido al crecimiento óseo. Sin embargo, las personas adultas no experimentan estos movimientos de la estructura ósea, por lo que es más sencillo proyectar el resultado final.

Otro aspecto significativo cuando hablamos de tratamientos de ortodoncia, es que los adultos ya han cambiado todas sus piezas dentales, por lo que ya se parte de unas determinadas características de oclusión dental. Los adolescentes pueden sufrir movimientos de los dientes por la salida de las conocidas “muelas del juicio”.

Por otro lado, cuando en el tratamiento se considera la necesidad de extraer piezas dentales, los tiempos y los movimientos de los mismos pueden ser diferentes en los adultos que en los jóvenes. Sabiendo todo esto te preguntarás:

¿Todos nos podemos poner “aparato de dientes”?

Condiciones dentales para hacer un tratamiento de ortodoncia

No se ha demostrado que la edad sea un inconveniente a la hora de iniciar un tratamiento de ortodoncia. El requisito fundamental para poder poner tus dientes en la posición correcta, es contar con una buena salud bucodental.

Tanto las encías, las raíces, las piezas dentales y los tejidos bucales tienen que ser lo suficientemente fuertes para poder sobrellevar la fuerza que ejercen los aparatos clásicos, tales como los brackets, o los más novedosos, como la ortodoncia invisible con Invisalign.

Corregir la colocación anómala de las piezas dentales y los huesos maxilares, o cualquier otra modificación necesaria para mejorar la asimetría de la arcada, requiere de la aplicación de fuerza, por lo que se debe de contar con una óptima salud del sistema bucodental.

Ventajas de la ortodoncia en los adultos

Si ya eres un adulto y quieres mejorar la estética de tu sonrisa, así como tu salud dental, los tratamientos de ortodoncia tienen más ventajas que inconvenientes.

1. Facilitará tu higiene dental y disminuirás las probabilidades de sufrir gingivitis, caries u otras enfermedades periodontales.

2. Impedirás que haya un mayor desgaste de las piezas dentales por mala oclusión, consiguiendo alargar la vida de tus dientes.

3. Se disminuirán las probabilidades de crear tensiones dentales como el bruxismo, que pueden desembocar en migrañas, dolores cervicales u otras molestias.

4. Mejorará tu autoestima al tener una correcta simetría facial y una sonrisa estética.

Al final, los tratamientos de ortodoncia tienen más beneficios que inconvenientes y, lo mejor de todo, es que te lo puedes hacer a cualquier edad. ¿Estás preparad@?

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *